¿Sabías la situación en la que podrías quedar si tu pareja muere? (sin estar casados)

El fallecimiento de la pareja implica un cambio drástico en la vida. El dolor y la sensación de pérdida son inevitables pero el proceso puede ser más corto si sabes cómo superar la muerte del amor de tu vida.

La muerte de un familiar es una experiencia muy difícil, especialmente en el caso de la pareja. Cuando muere el esposo o la esposa, la otra persona necesita ayuda. Todo cambia en un instante y los sentimientos de negación, de dolor e, incluso, de rabia pueden ser difíciles de superar.

Cómo superar la situación en la que podrías quedar si tu pareja muere

El proceso de duelo es normal y sano. Esta situación no se superar de un día para otro. Requiere un tiempo en el que pasamos por una serie de fases. En esos momentos duros conviene rodearse de familiares y amigos que puedan prestar su apoyo.

Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar a superar la situación en la que podrías quedar si tu pareja muere:

  • Permite que las emociones fluyan y no intentes huir de ellas.
  • Realiza actividades al aire libre. La actividad física ayuda a liberar estrés.
  • No borres los recuerdos de tu pareja. Quédate con los buenos momentos.
  • No pretendas sentirte bien de un día para otro. El duelo requiere varios meses.
  • No abandones tu vida social.
  • Realiza actividades que te hagan sentir bien.

La situación en la que podrías quedar si tu pareja muere sin estar casados puede complicar el duelo. A la pérdida habría que sumar los problemas económicos derivados de no poder cobrar la pensión de viudedad. También pueden presentarse imprevistos con la herencia, sobre todo, si existen hijos de un matrimonio anterior.

Cuánto dura el duelo

Desde que se produce el fallecimiento de la pareja hasta que se asimila y se acepta pasa un cierto tiempo. Todas las personas que pierden un ser querido pasan por cuatro fases de duelo.

No debes preguntarte cuánto dura el duelo por la muerte de tu marido o de tu mujer, sino conocer y asumir el proceso al que te enfrentas. Éste puede ser más o menos largo según la personalidad, las circunstancias personales y otros factores.

Primera fase de duelo

En un primer momento, tras conocer la noticia del fallecimiento se viven momentos de desconcierto e incredulidad. Es una sensación similar a estar viviendo en un sueño, con la sensación de que eso no está pasando. Es una reacción de negación de la realidad para alejarse del acontecimiento.

Segunda fase de duelo

Pasado el momento de la negación, la persona comienza a sentirse triste, apesadumbrado e, incluso, agresiva. En esta fase son habituales los sentimientos de ira, que es la forma en que muchas personas manifiestan la frustración y la angustia.

Tercera fase de duelo

Tras la frustración llega la tristeza, una vez que comenzamos a asimilar la realidad y a ser conscientes de que no hay vuelta atrás. Es normal sentir desesperación, apatía y fragilidad. Muchas personas se sumen en una depresión, que puede complicarse si no se toman medidas para superarla. Es normal sentirse deprimido por un tiempo, pero si los síntomas no remiten en unos meses, hay que acudir a un profesional.

Cuarta fase de duelo

Una vez que hemos asimilado el fallecimiento de la pareja, tras la negación, el dolor y la tristeza, llega la aceptación. Poco a poco sentimos la necesidad de volver a la normalidad y retomar nuestra actividad.

Se estima que este proceso puede durar entre seis meses y dos años. Los factores que influyen en la duración del duelo son:

  • La importancia de la relación
  • El apoyo social y familiar
  • El nivel de autoestima y de confianza
  • La capacidad para afrontar problemas
  • La personalidad

Recuerda que cada persona es única, al igual que su forma de pasar el duelo.

Dejar un comentario

uno de los cónyuges es un enfermo terminalPasos para evitar problemas si mi pareja muere y no estábamos casados